Colorantes en Embutidos

colorantes en embutidos para dar esas tonalidades rojizas a la carne

Los colorantes naturales para alimentos son aditivos sin compuestos artificiales ni tóxicos que ayudan a darle color, sabor y, en algunos casos, textura a la comida, haciéndola más atractiva y sabrosa para el consumidor.

Muchas empresas en la industria alimentaria los utilizan para darle un valor añadido a sus productos, atrayendo al consumidor desde lo estético y así aumentando sus ventas. Sin embargo, el verdadero valor añadido, es que lo hagan de una manera saludable y sin comprometer reacciones alérgicas, enfermedades o problemas a largo plazo.

Estos colores naturales están en productos embutidos como jamones, salchichas, chorizos, morcillas, carnes procesadas, salames, patés, chistorras, butifarras, fiambres, longanizas, etc. Todos estos productos cárnicos procesados, tienen en su proceso de manufactura, la adición de colorantes y aditivos que le den propiedades únicas a la carne.

Para esta industria, los colorantes que más se usan son el carmín de cochinilla y la oleorresina de pimentón. Sin embargo, es el rojo carmín el más utilizado, ya que tiene diversas presentaciones: carmín hidrosoluble, ácido carmínico y laca de carmín.

La diferencia entre estas diversas presentaciones, es su aplicación, concentración de color y estabilidad a los alcalinos. De este modo, se obtiene una mayor variedad en el rango de color que se necesite para diversos productos, dotando de tonalidades más rojizas o más naranjas e incluso más violetas, según sea el caso de cada tipo de carne.

En IMBAREX todas las opciones han sido formuladas para distintos tipos de embutidos dependiendo si el producto va a ser sometido a temperatura de cocción o si va a ser emulsionado o si solamente va a ser embutido como carne fresca mezclada con especias y aditivos. Para mayor información, no dude en contactarse con nosotros.

Cargando imágenes...